PROCESO DE SANACIÓN

Aprende tu propio proceso de sanción a través de un máster de 5 módulos basados en la sistemática y las constelaciones familiares.

Con Marta Garolera

En este curso vamos a trabajar  de forma profunda el desarrollo personal que nos ayudará a entender nuestras relaciones a todos los niveles y ámbitos de nuestra vida.
Muchas veces, sin desearlo, actuamos de diversas maneras sin saber el porqué.
Estos patrones de conducta se nos repiten una y otra vez a lo largo de nuestra vida.
Pero desde el SER que yo soy, puedo no solo pararlos, sino también transformarlos en un aprendizaje hacia una armonía de mi vida más consciente.

En este curso aprenderás cómo hacerlo posible con otra mirada.

El proceso de sanación consta de cinco módulos monográficos mensuales de formación y acompañamiento en un proceso de sanación personal y grupal.

Y finalmente, ya podemos dar un paso al módulo de la integración del niñ@ adult@ para completar el profundo trabajo del proceso de sanación.

En todos los talleres trabajamos desde la mirada sistémica y con las constelaciones familiares, la herramienta creada por Bert Hellinger

En todos los talleres trabajamos desde la mirada sistémica y con las constelaciones familiares, la herramienta creada por Bert Hellinger.

  • "LA MADRE" VIERNES 20 DE SEPTIEMBRE DE 2024

  • "EL PADRE" 18 DE OCTUBRE DE 2024

  • "EL RENACIMIENTO" 29 DE NOVIEMBRE DE 2024

  • "ABUNDANCIA, EXITO Y PROSPERIDAD" 31 DE ENERO DE 2025

  • "INTEGRACIÓN" 21 DE FEBRERO DE 2025

Horario: viernes de 17h a 20:30h

Aportación: 70€ por modulo

Imparte: Marta Garolera

Las Constelaciones Familiares sirven para poner en orden el sistema familiar, y tener una mirada más amplia, encontrar pistas que nos pueden ser muy útiles para una mejor relación entre padres e hijos, para tener más fuerza ante la vida, para fluir mejor en muchos aspectos.

Cuando se pone orden, el amor puede fluir en el sistema familiar. Y esto significa que cada uno está en el lugar que le corresponde, que cada uno recibe y da desde su sitio. Y así puede mirar la vida desde su lugar.
Tenemos en cuenta la jerarquía. Los padres ocupan el lugar de padres y los hijos el lugar de hijos. Y la pertenencia: pertenecemos a un sistema y cada miembro debe tener un lugar. Los excluidos han de ser incluidos, porque forman parte. Tener un sistema familiar ordenado ayuda a los padres a tener más fuerza ante la vida y pasar esta fuerza a los hijos, y los hijos a sus hijos, como una cadena.

INSCRIPCIONES E INFORMACIÓN:

Telf.: 96549 49 02

¡PLAZAS LIMITADAS AL AFORO!